Aprende a invocar en luna llena y cárgate de energía

Te enseño a invocar a la luna.- Una excelente forma de cargarte de energía es a través del rito de invocación de la luna, este se lleva a cabo cuando hay luna llena. Te cuento un poco más sobre esta práctica tan común entre las brujas modernas.

En este ritual un sacerdote es el encargado de invocar a la Diosa para que su espíritu posea el cuerpo de una sacerdotisa, a través de la cual se manifestará ante los presentes. Si se realiza bien este rito, la Diosa podrá hablar con los participantes desde la presencia de la sacerdotisa.

Para iniciar debes mantenerte parada y de espaldas al altar, si es posible sería mejor que permanecieras observando a la luna. El sacerdote que estará a cargo del ritual comenzará por darte el beso de las cinco vías y tú levantarás poco a poco tus brazos de manera que las palmas de tus manos queden volteadas hacia arriba.

Ritual para invocar a la luna

Cuando el sacerdote esté realizando el proceso debes mirar a la luna llena y enfocarte en abrirle las puertas a la Diosa para que su espíritu entre en tu cuerpo. Mientras, el sacerdote te tocará con el dedo índice de la mano fuerte tu pecho derecho, tu pecho izquierdo, luego el útero y nuevamente el pecho derecho, que son las áreas que conforman el sigilo del primer grado.

Todo esto mientras dice: Invoco y llamo a nuestra Madre Poderosa, precursora de la riqueza, por las semillas y las raíces, por los tallos y los capullos, por las flores y los frutos. La invoco para que descienda hasta el cuerpo de ésta, su servidora y sacerdotisa.

Entonces procederá a arrodillarse frente a ti y a la vez que abre y cierra sus brazos, procederá a decir: Salve Aradia del Cuerno Amalteano, vierte tu carga de amor. Me inclino humildemente ante ti y te adoro hasta el fin. Con devoto sacrificio adornaré tu santuario y mis labios postraré a tus pies.

Acto seguido tendrá que besar tus pies y expresar las siguientes palabras: Mis plegarias ascienden junto al incienso quemado. Comparte pues tu arcano amor, oh Poderosa, y desciende para auxiliarme, pues sin ti estoy perdido.

Entonces él se parará y dirigiéndose al grupo dirá: Escuchad las palabras de la Gran madre. A ella que en la Antigüedad también se la conoció por los nombres de Artemisa, Astarté, Dione, Melusina, Afrodita, Ceridwyn, Dana, Arianrhod, Isis y muchos otros.

Después de esto el sacerdote se alegará, tú te pondrás frente al resto de los participantes y levantando los brazos entregarás la carga.

Para que este rito tenga éxito se requieren de dos cualidades, por un lado se necesita que el sacerdote que te ayude a convertirte en recipiente de deidad tenga experiencia. Y, por otra parte, el que tú estés dispuesta y sepas abrir tu mente y espíritu a la Diosa.

Lee también:

¡Sígueme en mis redes sociales!

Relacionado

5 libros que toda bruja moderna debe conocer

Libros para tu bruja moderna interior.- Adentrarse al mundo...

Técnica de meditación para el sexo tántrico por Gitana Perla

Mi querida Bruja Moderna, este dominguito quiero hablarte sobre...

Descubre cómo al bañarte puedes limpiar tu energía junto con tu cuerpo

¿Cómo limpiar tu energía junto con tu cuerpo?.- ¡Hola!...