¿Sabes cuál es el verdadero poder de las relaciones íntimas? Gitana Perla te cuenta

Te puedo asegurar que todo el mundo sería mucho más feliz si conocieran y valoraran realmente el gran poder que las relaciones íntimas tienen. No habría que preocuparse de buscar algo que te cause felicidad, sabrías detectar mejorar cuáles son las personas indicadas para este acto de amor.

Sí de verdad supieras apreciar cuán maravilloso es el placer genuino, podrías cuidar tu cuerpo y entregarlo únicamente a la persona correcta. Valorarías tu cuerpo como a ninguna otra cosa en la tierra y le agradeceríamos su magia con pequeñas cosas como el amor, la buena energía y el cuidado incondicional.

Debes ser consciente que estás rodeado de toxicidad, tanto en las personas, las discusiones como en los alimentos y debes cuidarte de eso.

Cuando encuentres el profundo poder de la intimidad podrás darte cuenta que todas esas mezclas de emociones, placer y alegría que conforman este acto son precisamente las cosas que curan y nutren tu cuerpo.

Las relaciones íntimas no son más que una muestra única de verdadero amor, un amor que es fiel, noble y sincero. Es posible que mediante la intimidad puedas renovarte, rejuvenecer, resurgir para darte cuenta que la vida es más que solo ser, la vida es amar.

Lamentablemente, la sexualidad reprimida ha llevado a nuestros cuerpos a caminos incorrectos, nos ha llevado a ver con la mente y no con el espíritu ni el corazón. Al ofrecer tu carne sin el más mínimo deseo estás volviéndote esclavo de tus impulsos y lo único que estarás haciendo será ser feliz por un instante y no para siempre.

Hacer el amor es revitalizante, es pureza, es lo que le dará viveza a tu vida porque la energía que este acto provoca es tal, que te hará conectar con todos los aspectos de tu vida. De igual manera, debes venerar y respetar el cuerpo de la persona que te está ofreciendo su ser.

Para tener un buen encuentro debes realmente quererlo y hacerlo desde el corazón. Puedes explorar distintas formas de disfrutarlo pero recuerda que hasta en la más mínima caricia hay intimidad, en cada mirada hay una gran conexión. Atrévete a descubrir, a disfrutar, atrévete a amar con el cuerpo y el corazón, no con la mente.

Lee también:

¡Sígueme en mis redes sociales!

Relacionado

El número 11: la conciencia y dualidad que ha marcado la historia

El número 11.- Los números están repletos de peculiares...

Te cuento el significado energético del 14 de febrero

Significado energético del 14 de febrero.- Hola, te escribe...

Mascotas protectoras: nuestros ángeles de 4 patas

Mascotas protectoras.- ¿Te has preguntado alguna vez en tu...