Te enseño a utilizar la ayuda de tus angelitos buscadores

Angelitos buscadores.- El día de hoy, he decidido regalarles un poderoso ritual a mis chicas independientes que están todo el día trabajando y regularmente sufren por no poder encontrar un lugar para estacionarse.

Seguro te has enfrentado en diversas ocasiones a los horribles estacionamientos ya sea en el supermercado, recogiendo a tus hijos, en el trabajo, o cualquier situación parecida. Por eso, y para que no batalles más, sigue leyendo y descubre cómo hacer que tus angelitos buscadores te ayuden en esta misión.

Lo primero que tienes que hacer, cuando falte poco tiempo o pocas cuadras para llegar a tu destino, es imaginar en tu mente exactamente aquel lugar donde vas a llegar a estacionarte.

Entonces repetirás en varias ocasiones de manera firme, tranquila, pero con mucha fe: “angelitos buscadores, encuentra en el lugar perfecto para mi automóvil aquí y ahora”. Si prefieres, puedes mantenerte diciéndolo en voz alta, o tan sólo repetirlo en tu mente mientras manejas.

Sorpréndete cuando llegues a ese lugar que habías estado imaginando y descubras que está libre para tu auto; o quizá, justo cuando estés llegando al estacionamiento, hallarás un auto saliendo en los primeros lugares que veas. Recuerda que no hay magia más poderosa que la que es llevada de la mano de Dios.

Yo soy tu amiga, Gitana Perla, regalándote los mejores tips para facilitar tu vida cotidiana y llenarte de energía y luz a cada paso que des. No te olvides de compartir esta nota, comentar qué tal te funciona el ritual cuando lo realices, y seguir pendiente de los próximos artículos que te estaré regalando.

¡Dios te bendice!

Lee también:

¡Sígueme en mis redes sociales!

Relacionado

Técnicas de meditación: encuentra tu paz mental y espiritual

Técnicas de meditación.- A la hora de comenzar con...

Dones mágicos: ¿sabes cuál es el tuyo?

Dones mágicos.- A lo largo del desarrollo del ser...

Mudras: una sencilla forma de evitar que entren en ti malas energías

Evitar malas energías.- Como sabes, existe gente mal intencionada...

Las mancias más comunes y las más raras

Las mancias.- ¡Hola de nuevo! En más de una...