Dones mágicos: ¿sabes cuál es el tuyo?

Dones mágicos.- A lo largo del desarrollo del ser humano, desde que nacemos hasta el momento de morir, vamos notando cómo nos diferenciamos de los otros seres humanos con los que tratamos día con día.

Ejemplo de esto es la sensibilidad que tienen algunas personas para saber cuándo alguien va a morir; en ocasiones los sueñan, en ocasiones con ver a la persona o una fotografía de ella les recorre un escalofrío o un pensamiento llega a su mente. Y, de alguna manera que no te puedes explicar, sabes que esa persona va a partir de este mundo.

Por otro lado, hay niños que juegan a los dados o juegos de azar y siempre ganan o siempre salen con los números ganadores sin que ellos lo provoquen o puedan controlarlos.

También hay niños que constantemente se quejan y que piden dormir con los papás porque en teoría ellos ven un monstruo en el ropero o debajo de la cama. Eso se debe a que estos niños tienen un tercer ojo abierto y pueden ver las energías de los espíritus que se encuentran en otra dimensión y esto por su corta edad los asusta.

Conforme va pasando el tiempo y vamos perdiendo inocencia, nuestros chakras se van bloqueando y no fluye la energía de una manera tan pura como cuando estábamos en el vientre o como cuándo éramos niños.

En la mayoría de las ocasiones, estos recuerdos o visiones desaparecen; si tú has logrado llegar a la adultez (estoy hablando 15, 16 o 18 años) y aún puedes sentir y percibir energías, aún puedes ver personas que ya no están en este plano con sólo cerrar los ojos, si aún sigues teniendo un exceso de buena suerte en exámenes, en juegos de azar o en apuestas, tú tienes un don mágico.

Más dones mágicos comunes

Otro de los dones más comunes, sobre todo en la gente latina, es percibir el dolor de alguien más, su energía o mala vibra. Además de poder llevar a cabo diferentes técnicas que nos enseñaron nuestros abuelos cómo tallarle un huevo a las personas, tallar unas ramas de ruda.

O el simple hecho de darle un abrazo fuerte a alguien o apretar sus manos y entrar en contacto con ella y notas cómo el dolor físico o emocional de esa persona desaparece, y después tú sigues sintiendo esos dolores… eso es un don. Es una capacidad de tu materia física y de tu espíritu que te permite ayudar, conocer o saber cosas que otros no pueden lograr.

Si tú quieres saber cómo descubrir cuál es tu don, las diferentes técnicas para verificarlo y usarlo, no dejes de leer mis próximas entradas ya que te las voy a estar compartiendo.

Yo soy tu amiga, Gitana Perla, y como siempre te estoy compartiendo información de interés e importancia para mejorar tu vida. Recuerda poner un comentario en esta nota y, sobretodo, compártela para que llegue a más gente que pueda necesitarla.

Con amor para ti. Dios te bendice.

Lee también:

¡Sígueme en mis redes sociales!

Relacionado

Los 4 momentos del ritmo circadiano y su importancia en la magia

Tal vez ya sepas que nuestras actividades diarias como...

Reiki para animales: la mejor manera de ayudar a tus mascotas a sanar

Reiki para animales.- Los animales y mascotas también sienten,...

Prepara tu propio spray áurico y protégete de las malas energías

Spray áurico.- Alrededor del mundo existen diferentes técnicas que...

Mascotas que protegen a toda bruja moderna

Las mascotas que protegen a toda bruja moderna, son...

¿Deseas una vida feliz? ¡Sólo haz esto!

¿Quieres ser feliz? Todos deseamos una vida feliz. La...