Pide y se te dará con la ley de la precipitación

Ley de la precipitación.- Todos y cada uno de nosotros tenemos necesidades que luchamos día a día por satisfacer. Sin embargo, la mayoría de las ocasiones también recurrimos a Dios y el universo para pedir por aquello que nos hace falta.

No obstante, el día de hoy quiero hablarte sobre la Ley de la Precipitación, la cual nos invita a pedir en grande, ya que como dijo el apóstol Mateo en su evangelio “Pide y se te dará, busca y encontrarás; toca y te será abierto”.

La mayoría de las ocasiones en que nos acercamos a Dios para pedir algo que necesitamos lo hacemos de manera temerosa, pidiendo poco y regularmente con poca fe: “Solamente dame un poquito de esto”, “ayúdame a conseguir al menos esto otro”. Y así, alejamos de nuestra vida la oportunidad de conseguir en abundancia aquello que puede ayudarnos a cumplir nuestros sueños.

Es momento de pedir en grande, sin caer en grandes divagaciones sobre cómo estos dones llegarán a tu vida, debes tener una fe tan grande como tus deseos de salir adelante. Dios, en su infinito amor y poder, sabrá cómo llenar tu vida de bendiciones. Acéptalas y agradece en cada minuto por ellas, dejando que la abundancia te rodee y te impulse a salir adelante.

Para lograr que la ley de la precipitación se manifieste en tu vida, lee con atención y sigue los pasos que te regalo a continuación. Recuerda que lo más importante de todo es hacerlo con fe.

1.- Escribe en un papel, y en orden de importancia para ti, todas las cosas que deseas y sin temor de pedir demasiado, pues la fuerza que te voy a dar a conocer no sabe de límites.
2.- Lee tu lista al despertarte y antes de dormir.
3.- Piensa a menudo en tus deseos. Goza imaginándolos, y siempre que los recuerdes di: “Gracias, Padre que ya has dado la orden de que me sean conferidos”.
4.- No le cuentes a nadie lo que estás haciendo. Esto es muy importante porque si lo comentas con alguien se disipa toda la fuerza y no verás realizados tus deseos.

En tu primera lista puedes poner cosas sencillas para ir acostumbrándote a realizarlo de esta manera, nunca pidas “tan sólo un poquito de…” nada. Es importante que pidas en grande, para que atraigas lo grande y esto se manifieste en tu vida.

Recuerda que Dios está constantemente llenando nuestra vida de regalos y bendiciones, depende de nosotros identificarlos y aprovecharlos para nuestra vida diaria. Yo soy tu amiga, Gitana Perla, regalándote los mejores rituales y consejos para mejorar tu vida cotidiana.

No te olvides de compartir, darle like y dejarme tus comentarios a través de redes sociales o en mi página web una vez que realizas estos pasos para vivir de acuerdo a la Ley de la Precipitación.

Dios te bendice.

Lee también:

¡Sígueme en mis redes sociales!

Relacionado

Utiliza la ley de la atracción para llamar el dinero a tu vida

Si recuerdas lo que te he compartido en ocasiones...

Todo lo que debes saber sobre el incienso y sus aplicaciones

Seguramente, has escuchado antes sobre el gran poder que...

Sé consciente del presente con el método de la atención plena

Un método de meditación muy efectivo, aunque no muy...

El increíble poder de las piramides de energía ¡conócelo!

Las pirámides son formas geométricas que pueden ser utilizadas...

Conoce tu relación con el universo ¡Te sorprenderás!

Tu relación con el universo.- Todos y cada uno...