El poder de la piedra sardónice

Gitana Perla te va a decir hoy cuál es el poder de la piedra sardónice. Esta gema es una variedad de las calcedonias, cuya constitución son cuarzos con cristales diminutos. Encontradas principalmente en Brasil, India, Rusia y Asia Menor tiene propiedades especiales.

Es la piedra de la energía positiva y el amor. De diversos colores, entre los que destacan el marrón y dorado. En el Apocalipsis se habla de esta piedra, como la quinta de doce piedras sagradas que fueran necesarias para fundar la nueva Jerusalén.

En Roma fue muy valorada para realizar los sellos que los grandes emperadores portaban como anillos. Napoleón Bonaparte era fanático del uso de esta piedra. Considerada en la edad Media un amuleto para eliminar las malas vibras y los problemas del corazón.

Una virtud más del poder de la piedra sardónice: Cuando las parejas se regalaban esta piedra, se dice que aseguraban un amor permanente. Es la Piedra de la Diosa Isis, quien tiene la virtud de atraer y fortalecer el amor de las parejas y la fertilidad.

Actualmente se sabe que todo aquel que porta una piedra sardónice adquiere valentía, comprensión y discernimiento entre lo bueno y lo malo. Virtud, fuerza y enfoque son más de las bondades atribuidas a esta singular gema.

Energéticamente nos da fuerza, voluntad, rigor, energía física, autoestima y resistencia para llevar a cabo nuestros objetivos. Atrae la buena suerte, las buenas amistades, buenas relaciones.

La energía que nos proporciona dura toda la vida y nos ayuda a tomar buenas decisiones y predispone que nuestras elecciones siempre sean las correctas y las que los lleven a buen camino.

Lee también:

¡Sígueme en mis redes sociales!

Relacionado

Disuelve las malas energías con ayuda de la obsidiana negra

Existen muchas piedras y cuarzos que pueden resultarnos útiles...

Encuentra el amor propio y la paz interior con el cuarzo rosa

Sabemos que los cristales tienen poderosas energías con las...

Protégete con la pirita de las malas energías

Cuarzo pirita y las malas energías.- Dentro del mundo...