Chupacabras: ¿mito o realidad?

El chupacabras es un “ser” del que seguro has escuchado hablar en muchísimas ocasiones. Desde que éramos niños, a muchos de nosotros nos tocó ser amenazados por los adultos con su presencia o pensar que era el responsable de grandes desgracias que ocurrían a nuestro alrededor.

Sin embargo, el día de hoy quiero contarte todo lo que sé sobre esta peculiar historia y como se ha ido difundiendo; cómo comenzó y lo que se sabe hasta ahora al respecto para que tú tomes tus propias decisiones.

El primer “avistamiento” del chupacabras sucedió cerca del año 1995 y se le denominó con este nombre por las primeras veces que manifestó su presencia en forma de una situación paranormal, teniendo como resultado animales- mayormente de granja o pastoreo- que aparecían muertos por las mañanas, sin ninguna gota de sangre.

Al principio solamente eran cabras que aparecían tal y como si se tratara de una película de terror: con orificios en el cuello o en alguna parte del cuerpo. Por esa razón los pobladores de las localidades donde esto ocurría le atañeron la situación a alguna especie de vampiro; sin embargo, con la modernidad del siglo se resistieron a la idea de creer que podría un ser como Drácula.

Continuaron estos avistamientos de animales que aparecían muertos, los cuales cada vez eran más. Desde gallinas, cerdos, vacas y cabras principalmente. Hay personas que aseguran haberlo visto con una estatura aproximada de metro y medio, con complexión robusta, lleno de espinas o de cuernos en todo el cuerpo de un color oscuro.

Otras teorías sobre el chupacabras

No obstante, los científicos y biólogos no han logrado dar tener el cuerpo de este ente para estudiarlo, por lo que afirman que se trata de perros o animales con sarna que habitan en las rancherías y que, al morder a otro animal, le provocan una especie de contaminación en la sangre, provocando un derrame o una hemólisis.

Por otro lado, hay una teoría que afirma qué es una especie de extraterrestre, ya que la presunta figura del chupacabras es muy parecida a los avistamientos que hay de los ovnis: estas personas con ojos grandes y cabezas ovaladas de un color verdoso.

A pesar de que a lo largo de los años no se ha logrado comprobar la existencia o no del “chupacabras”, lo que es una realidad es que siguen apareciendo estos fenómenos de manera abundante. Sobre todo en las zonas norte de Latinoamérica, como México, Puerto Rico e incluso en la zona sur de los Estados Unidos o hasta en Rusia.

¿Verdad o mentira? eso lo decides tú. Yo solo pongo al alcance de tus manos la información sobre a qué se le domina un chupacabras: un ser de otro mundo que se dedica a atacar por las noches de luna llena y a dejar sin sangre a tus animales.

Recuerda que yo soy tu amiga, Gitana Perla. Si te gustó este artículo no olvides compartirlo, o si tú en tu niñez o adolescencia escuchaste historias del chupacabras, cuéntamelo todo en los comentarios. Comparte también para saber ¿qué es lo que piensa toda la gente acerca de este fenómeno? Y que llegue a más gente.
¡Bendiciones!

Lee también:

¡Sígueme en mis redes sociales!

Relacionado

La magia del número siete

Hoy te hablaré de la magia del número siete....

Lo que hay detrás del beso de Judas

Lo que hay detrás del beso de Judas: Judas...