Crucifixión y muerte de nuestro Señor Jesucristo

Crucificado en Judea, Jesús cumplió su misión en la tierra por la salvación de todos los hombres. Viernes Santo, sexto día de la semana santa, en este día se conmemora su crucifixión y muerte a las 15:00 horas. El ayuno y la abstinencia de carne son parte de las ofrendas de los cristianos en este día y no se celebra la Eucaristía, sino una serie de actos y rituales propios de este día.

Jesús se sacrificó por todos lo seres humanos para el perdón de los pecados y la vida eterna. Demostró que un ser humano puede permanecer leal a Dios en las pruebas más difíciles. Él fue el hijo de Dios, enviado por Él mismo, su único hijo, enviado por el gran amor que tuvo por los hombres a cumplir esta misión.

De tal forma que su muerte, ha dejado sin mancha de pecado la vida de cada uno de nosotros. Todos aquellos que creen en Él y tienen fe, tienen la promesa de una vida eterna. Jesús actuó de manera recta toda su vida, estuvo libre de pecado, manifestó una obediencia plena al Padre, permaneció fiel.

La crucifixión y muerte de nuestro señor Jesucristo,  en Gólgota, “el llamado lugar del cráneo” en una colina, según el evangelio de Marcos. Hoy en día, nadie puede decir exactamente en donde estaba ese lugar.

La conmemoración y muerte de Jesús, recuerda a los cristianos su liberación del pecado y de la muerte. Millones de personas en el mundo, celebran esta fecha.

 

Lee también:

¡Sígueme en mis redes sociales!

Relacionado

Descubre este poderoso mantra

Los mantras son frases de poder, tienen su origen...

Este es el asombroso significado del ermitaño en el tarot

La carta del ermitaño en el tarot está representada...